6 consejos para que la ropa de hombre dure más - WOLHER
IR AL INICIO

6 consejos para que la ropa de hombre dure más

 

Quizás te estés preguntando cómo hacer para que tu ropa de hombre dure más tiempo. Conservar la calidad de los tejidos y evitar desgastes innecesarios es solo una parte del asunto. También se trata de aprender a cuidar la ropa y saber las mañas de cada prenda.

A veces queremos cuidar nuestra ropa simplemente porque le tenemos afecto. No queremos que se arruine esa camiseta con la que vivimos una experiencia única. Aunque, lo cierto es que también es un modo de ahorrar. Así que, ya sea por motivos económicos, o para cuidar esas prendas que tanto amas, estos trucos te servirán.

¿Cómo hacer para que la ropa de hombre dure más tiempo?

  • Separa la ropa para lavar

Uno de los errores básicos, que daña tu ropa para hombre poco a poco, es no utilizar la lavadora de manera adecuada. Lo primero que debes hacer es separar la ropa por colores a la hora de lavarla.

Al menos necesitarás tres categorías distintas: ropa negra, blanca y de color. Pero no solo se trata de los colores, también deberás tener cuidado de no mezclar ropa delicada con otra más resistente, o con sábanas y toallas.

  • Elige bien las características del lavado

Elegir bien la temperatura, el tipo de jabón y suavizante para cada lavado es crucial a la hora de cuidar la ropa. Para saber cuáles son las mejores opciones para tus prendas, puedes recurrir a la etiqueta. Ten en cuenta que los lavarropas tienen diferentes programas, y busca el indicado para cada lavado.

  • No laves la ropa compulsivamente

Evita lavar la ropa a la que solo le has dado un uso. A menos que esté manchada o tenga mal olor, lo recomendable es extenderla en un lugar ventilado. Utiliza al menos dos veces las prendas antes de lavarlas, te ayudará a evitar que se desgasten prematuramente.

  • Cierra botones y cremalleras antes de poner las prendas en la lavadora

Hay algunos gestos sencillos que pueden ahorrarte disgustos. Por ejemplo, da vuelta los pantalones tejanos para que no destiñan. A la hora de lavarlas, coloca las piezas delicadas en una bolsa de red (especiales para lavado). Cierra las cremalleras y botones, así no corres el riesgo de que en el roce rasguen tus prendas. Por último, coloca las camisetas estampadas del revés, para cuidar el dibujo.

  • Seca la ropa con cuidado

Aunque este consejo es bastante conocido, vale la pena recordarlo: ten cuidado a la hora de secar la ropa. Si fuera posible, es mejor tender la ropa que utilizar una secadora. Evitarás que se encoja y se apelmacen los tejidos. Además, no todas las prendas están preparadas para ser secadas a máquina.

No cuelgues ropa de tejido, como suéteres y jerséis, empapados. Si tienen mucha agua, corres el riesgo de que se deformen al secar. En el caso de las camisas, lo ideal es ponerlas a secar en una percha, para que no se arruguen ni pierdan su forma.

Es recomendable colgar la ropa colocando las pinzas en los pliegues de las prendas: las costuras son más resistentes y se deforman menos. Y evita colocar la ropa a secar al sol, por la mañana, ya que podría desteñirse y acartonarse.

  • Guarda la ropa adecuadamente

No en vano los armarios tienen diferentes apartados. Hay prendas que se llevan mejor con las perchas, mientras que otras deberían ir dobladas, en un estante. Camisas, chaquetas y pantalones son las candidatas ideales para las perchas. Mientras que camisetas y prendas tejidas, mejor en estantes. Y, si las camisas son muy delicadas, mejor colgarlas en perchas especiales.